Browse: HomeMUSEOGRAFÍA → ¿Y por qué no una exposición permanente temporal?

¿Y por qué no una exposición permanente temporal?

Sala del museo Singer Laren en Holanda

Hace tiempo que hice un proyecto para un master que realicé en el que teníamos que desarrollar un proyecto cultural para unas ruinas imaginarias. El proyecto incluía plantear un museo para estas ruinas y gestionar la colección para que resultase interesante. Nos facilitaron una lista de piezas y el valor de las mismas. Había muchos tipos de piezas diferentes y algunas colecciones eran mucho más ricas que otras. Sin embargo, a la hora de realizar un discurso coherente y atractivo nos encontrábamos con el problema de que si exponíamos todas las piezas más relevantes el discurso quedaba descompensado. Por ejemplo, tendríamos que dedicar mucho más espacio a una temática o a una época que a otras, cuando todas ellas eran igual de importantes. Otro problema que se nos planteaba era el de la conservación. Ciertas obras no podían estar expuestas permanentemente porque sufrirían un gran desgaste.

Lo que mi grupo planteó fue que la exposición permanente fuese temporal ¿Cómo se entiende esto? Planteamos algunos items en el discurso que pensamos que eran fundamentales. Cada item tendría una sala y en ella se expondrían, por un lado las piezas que acompañasen al discurso, y por otro lado una pieza que consideramos estrella. La pieza estrella debía ser una de las piezas más valoradas de la colección y tener un lugar central en la sala, mientras que las secundarias se encontrarían a su alrededor y complementarían el discurso de la primera, aportando matices. Las piezas estrella se irían reemplazando sin necesidad de que las secundarias tuviesen que hacerlo. Así, frente a un discurso único planteábamos una exposición múltiple, que daría dinamismo al museo, a la vez que se dejaba descansar a las piezas. Dinamismo porque aquellos amantes de la arqueología tenían un incentivo para visitar más de una vez el museo y dinamismo porque el cambio generaría la oportunidad de realizar nuevas actividades en torno a las obras estrella, sin alterar el contexto explicativo.

A mi, no es ni siquiera necesario decirlo, me encanta ir a los museos, contrastar lo que uno conoce con la nueva información que se nos aporta, con los nuevos contextos o puntos de vista. Todo esto es muy enriquecedor pero también hay quienes acuden a los museos para descubrir algo nuevo que desconocen por completo. Los museos tienen que ser aptos tanto para los que conocen un tema como para los que lo ignoran y saber hacer nacer en ellos la curiosidad y la inquietud. Si se exponen un gran número de piezas, si el discurso se complica o si la exposición resulta demasiado larga, este objetivo no se cumple. Considero que una exposición permanente temporal sí cumple estos fines.

RELATED

SHARE

NO COMMENT

Leave a comment

?>
© 2009 NEWSPRESS. POWERED BY WORDPRESS AND WPCRUNCHY.
Design by Acai Berry. In collaboration with Online Gambling, Credit Repair and spielautomat