Warning: Use of undefined constant OPTION_FILES - assumed 'OPTION_FILES' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /homepages/23/d221925704/htdocs/pensarte/wp-content/themes/newspress/functions.php on line 356
Mira qué he leído « Pensarte
Browse: HomeMUSEOGRAFÍA → Mira qué he leído

Mira qué he leído

¿Son necesarios los textos en los museos? ¿Cuál es el punto justo para que no sean excesivos? Está claro que los textos nacen de la necesidad misma de las piezas que ellas solas no se pueden explicar. El problema es que cuanto más explicamos más cansamos al visitante y al final menos atiende acerca de las piezas. Lo que se intenta hacer es buscar el punto justo en cada exposición y no cansar al visitante.

La finalidad de los textos, ciertamente, es instruir al público, para hacerlo de una manera atractiva y cómoda se hacen servir diferentes tipografías, tamaños, lenguas, materiales, extensión, visibilidad o recursos asociados como las luces focalizadas. Algo muy importante es la visibilidad ya que sino el texto pierde su función. En la exposición del CCCB de El Apartheid o el espejo sudafricano, por ejemplo, además de haber mucha letra ésta se presenta de color gris sobre un soporte de cartón. La consecuencia es, por supuesto, que pasado el primer ámbito ya no te apetece leer más. En esta misma exposición por ejemplo las cartelas se encuentran muy lejos de las obras, cartelas y obras se amontonan en dos grupos diferenciados, con lo cual tienes que contar la posición de la imagen que te interesa y correr a mirar la cartela para ver qué representa, y así sucesivamente una a una. Las cartelas además nunca han de ser usadas como libro de texto sino que esto ha de hacerse en los paneles dispuestos para ello.

Otra cosa que me parece muy importante es la cantidad de texto que haya, porque, aunque cada uno tenga diferente capacidad de atención, todos nos cansamos leyendo de pie. Claro está, que la mejor forma de leer no es de pie en una sala sino que cómodamente en casa. Por ello los museos establecen niveles de lectura que son cinco: el título, el subtítulo descriptivo, el texto general, los textos específicos que acompañan la imagen y las cartelas. Las dos últimas sirven para el visitante más curioso mientras las tres primeras sirven para todo tipo de público. Además estos textos pueden venir en diferentes formatos como audiovisuales, PDAs, audioguías.

Hay que decir que muchas veces aunque veamos mucha letra esto es debido a que se coloca en diversos idiomas, en cuantos más se pongan a más gente llegarán pero también habrás de acortarlos, así que normalmente se intenta buscar un término medio. Lo malo de poner diferentes idiomas es que normalmente se prioriza uno y mientras que unos leen cómodamente otros tienen que dejarse los ojos o agacharse. A mí esto nunca me ha gustado nada porque si el idioma principal está en negro ¿qué mal puede hacer que el resto también lo estén? ¿Por qué los colocan en colores que se vean menos?

Volviendo al texto hay que decir que su función es introducir, reforzar las imágenes, dar instrucciones u ofrecer detalles. Sin embargo, el nivel instructivo más básico es el que siempre ha de quedar y se suele llevar a cabo a través de los textos introductorios. Se suele decir que para que una exposición sea comprensible debe llevar (±)7 ideas o una gran idea. Si es más de una idea, ésta se puede explicar a través de diversos recursos –que es recomendable porque siempre nos ayudan a descansar- y se puede bifurcar, además, se suele adaptar mejor al comisario. Presentar sólo una gran idea también es posible, para llevarla a cabo se puede trabajar mediante una variedad de recursos. Presentar una sola idea parece más pobre que hacer un discurso lineal. Parece ser que suele funcionar mejor la de (±)7 ideas. Desde la inexperiencia, lo que sí parece es que es mucho más adaptable ésta última a diferentes contenidos expositivos y seguramente sea más propicia para mostrar un tema desde un punto de vista progresivo. La de (±) 7 ideas se adapta mejor a los comisarios porque permite bifurcar más la exposición del tema y, bien es sabido, que los comisarios siempre se quedan con ganas de explicar más y más cosas en sus exposiciones.

Presento aquí un Powepoint con algunas imágenes de texto que yo he ido encontrando por los museos. Además de encontrar textos de ámbito muestro otras formas de utilizar el texto, con una finalidad estética por ejemplo. También podréis comprobar que hay textos que se ven realmente mal y que no son precisamente cortos. Así que ya juzgareis que os parece los más adecuado.

This movie requires Flash Player 9

RELATED

SHARE

2 COMMENTS

Que pasaaaa!
yo ser chimchampuu 🙂

enero 10, 2013 at 6:26 pm

NEW GUAAS!

enero 10, 2013 at 6:27 pm

Leave a comment

?>
© 2009 NEWSPRESS. POWERED BY WORDPRESS AND WPCRUNCHY.
Design by Acai Berry. In collaboration with Online Gambling, Credit Repair and spielautomat